dijous, 21 de novembre de 2019

1975. Les ofites, com a font de materials / 2006. Historias Gemelas.


dimarts, 2 d'abril de 2019

1975. Les ofites, com a font de materials.


Abans de l’elecció de la carrera de Topografia i durant els estudis de la mateixa, mai no vaig contemplar la possibilitat de dedicar-me, professionalment, a la construcció de carreteres. I a la curta i a la llarga, això va ser la meva vida. Sempre vaig ser-ne un renegat d’aquesta aplicació dins la professió, de la que no me’n vaig saber desempallegar mai. És com ficar-te en el camp dels metges, quan t’enxampen, ja estas cuit.

Vaig casar-me el 1972, i l’elecció de la feina, necessària, no va poder ser pas a gust del que jo volia. Pels inicis de 1975 vaig canviar a l’empresa Ferrovial, que aleshores començava la construcció de la autopista Burgos-Málzaga, fins a prop de Vitoria. Tècnicament va ser un pas positiu. De seguida vaig entrar a recolzar a en Michell, un enginyer que es dedicava a estudiar els serveis externs afectats pel pas de l’autopista i també, i això va interessar-me, als estudis geològics enfocats a l’aprofitament de materials naturals.

Aviat va sorgir la necessitat de trobar un jaciment de pedra dura que servís per a les capes de rodament de la pavimentació: ofita. En Michell va tenir una idea genial: -¡ Poza de la Sal ! -. A mi em va venir un calfred. Feia estona que aquell nom em ballava pel cap i havia fet un esforç per no deixar que em sortís dels llavis. Poza és un monument natural per les seves característiques geològiques. La vila medieval s’emplaça a la sortida d’un circ d’excavació fluvial, pel bell mig del qual s’enlaira un elegant monòlit d’ofites. Avui dia és un conjunt protegit, però aleshores quedava a l’abast de qualsevol empresa o particular que vulgues aprofitar-ne la pedra. I a això es va dirigir l’atenció del responsable del projecte.

Per a mi era evident que allò seria una salvatjada. Però exposar qualsevol argument en contra portava inevitablement que t’apliquessin l’epítet més infamant en aquella empresa: -¿No serás ecologista?-. Vaig poder arribar a explicar-l’hi al meu cap immediat que seria convenient que donéssim un volt per les proximitats de l’obra, per tal de trobar algun jaciment d’ofites, més proper, perquè això podria abaratir molt els costos. Fet i fet, començàrem una sèrie de fruitoses excursions. Jo vaig iniciar la meva recopilació de dades geogràfiques i bibliogràfiques, que anava reflectint en un mapa provincial. En pocs dies els punts i zones dibuixats van formar un veritable núvol. Al territori de Burgos, n’hi ha, d’ofites. Altre cosa és que sigui rentable, per a una empresa, fer forats amb poc profit. Al cap de quinze dies, Poza de la Sal era, cada cop més, l’obsessió del cap d’obra. Una torre de pedra verda de gaire bé cent metres d’alçària, amb una planta de prop d’una hectàrea, era un objectiu golafre, per molt singular que fos.

Finalment, tinguérem la sort de descobrir, molt a prop del pas de l’autopista, ja a la província d’Àlava, una pedrera industrial d’ofita, ja consolidada, a San Felices de Haro, amb la qual cosa s’evitava d’obrir cap nova pedrera onerosa i, sobre tot, Poza quedava lliure de l’amenaça.

La feina de cercador de materials de construcció, va interessar-me a pesar de tot, perquè en vaig aprendre sobre el tema de les ofites, i el fet d’associar les troballes a possibles extraccions industrials no treia valor a l’estudi que era aplicable al coneixement de la geologia.

Aquest home, en Michell, abans de la nostra feina, venia de treballar a la construcció de la presa de Retuerta, que començava a anar malament per problemes econòmics. Jo l’hi vaig plantejar, obertament, la meva convicció de que aquell embassament mai no arribaria a omplir-se. Espeleològicament jo coneixia l’àrea del monestir de San Pedro de Arlanza, afectat tectònicament per un clivellat de falles longitudinals al riu, que donen totes les facilitats al buidat immediat de qualsevol cúmul d’aigua. Retuerta està emplaçada en el mateix passadís fluvial, i a continuació, riu avall. Els enginyers estaven encaparrats en fer-hi injeccions de milers de tones de formigó, per adreçar el caprici de la natura que impedia que pugés l’aigua embassada.

-Sería interesante que se lo contases a Fulano- (cap de l’obra de la presa de Retuerta), va dir-me.

No va haver-hi ocasió. En Michel va morir-se algun mes més tard, desprès de passar-se moltes nits despert per una afecció de sanglot, símptoma d’algun altre mal pitjor. Va ser un dels enginyers dedicats a la construcció, als que he pogut apreciar.

Per la seva banda, el projecte de Retuerta va parar-se definitivament, poc després. Els grups populars que s’havien mobilitzat en contra, van celebrar-ho com a un èxit de la seva pressió. Pot ser sí, que van fer més força ells que la natura.


Edurne Rubio Barredo\2006 Edurne\Historias Gemelas
https://www.edurnerubio.org/historias-gemelas



A la recerca de diverses "Històries Bessones", les germanes Rubio es van interessar per la presa de Retuerta.

Varem intercanviar-nos alguns correus-e sobre el tema:


domingo, 11 de junio de 2006

Hola Edurne y Clara

Me parece muy interesante la experiencia.
Hay muchas historias gemelas a todo lo ancho y largo de esta piel de chivo sobre la que vivimos. No siempre se les puede echar la culpa a los políticos que firman o desfirman proyectos descabellados o vitales. A veces son los técnicos los "geniales". De trenes, carreteras y pantanos habría mucho que hablar. Por ejemplo, se han construido más de tres y cuatro presas en terrenos kársticos, que no se han dejado intimidar por las toneladas de hormigón, y han seguido evacuando sus aguas por las cuevas de toda la vida, sin que la obra faraónica haya conseguido embalsar más que una pequeña piscina. Habría que ir detrás de los trabajadores que dejaron allí casi la vida y mucha piel, para saber qué opinan de tales desmadres y despilfarros. A los técnicos, más vale no preguntarles, porque aún hoy seguirán estando muy ocupados y no tendrán tiempo para boludeces.

Bueno, mozas: que tengáis mucho éxito. Yo seguiré mirando el hilo de vez en
cuando. Muchos besos (de Berta también).

Pedro



lunes, 26 de junio de 2006
ACERCA DE EMBALSES FANTASMAS

Hola Edurne y Clara

Respecto a lo que os adelanté en otro correo, acerca de presas de embalses que nunca han llegado a embalsar, os agrego tres direcciones de internet y los respectivos extractos de su contenido, en lo que hacen referencia a este asunto.

Hay una de Benaoján (Málaga), que puede ser el ejemplo de una presa que se llegó a construir totalmente, antes de que los técnicos se convencieran de su inutilidad. Existen algunos casos más en España, dos o tres, creo, de los que no recuerdo su situación ni sus nombres.

Las otras dos direcciones se refieren a nuestro embalse de Retuerta, entre Covarrubias y San Pedro de Arlanza. En los textos se explican razones de presión social para su abandono. Lo cierto es que por la época en que se trató de construir, ya había gatos escaldados, y tras los trabajos que llevaron a cabo para impermeabilizar la cimentación de la presa sin conseguirlo, tuvieron evidencias suficientes para desistir.

Podéis colgar toda esta información en vuestra página, como os parezca bien, o esperar a concretar más datos.

Un abrazo y muchos ánimos para continuar. Esto puede ser inagotable.

Pedro Plana
_______________________________________

Situado en el Parque Natural de Grazalema, el sistema espeleológico Hundidero-Gato es con sus 4km de longitud y sus 10
recorridos uno de los más complejos de Andalucía. La belleza y dificultad propias de la cavidad han atraído por igual a
expertos espeleólogos y a amantes de los deportes de aventura de todo el mundo.
La enorme boca de Hundidero se abre al fondo de una garganta que en tiempos conducía las aguas del río Gaduares, también
llamado Campobuche.
En esta zona, en los años 20, la Compañía Sevillana de Electricidad construyó una presa para embalsar las aguas de este
torrente que nunca llegó a tener agua de forma permanente ya que en pocos días desaparecía por los sumideros que se abrían en
el fondo.
Ya en el interior y a lo largo del recorrido vamos encontrando los restos semidestruidos de la gigantesca operación que
realizaron para localizar por donde se iba el agua de la presa. Se construyeron puentes colgantes, caminos, instalaciones
eléctricas y se taponaron varias galerías con hormigón. El agua, como era de esperar, buscó otros caminos y tanto la obra
interior como la presa fueron definitivamente abandonadas.

La Cueva de Hundidero es impresionante. Está situada al fondo de una Garganta por la que circula el río Gaduares o Campobuche
y tiene más de 50 metros de altura.
Por encima podemos ver la carretera que va de Grazalema a los pueblos de Benaoján y Montejaque, ya en la provincia de Málaga.
El río atraviesa por esta vía toda la sierra para reaparecer por la Cueva del Gato separada 4 Km. de esta entrada.
A la entrada de la Garganta se construyó en los años 20 una presa con la intención de embalsar las aguas del torrente.
Dado que los terrenos carsticos son muy permeables, el agua desaparecía a los pocos días por sumideros que se abrieron en el
fondo del pantano.
La empresa constructora instaló toda la cavidad con la intención de ver por donde se iba el agua.
Una vez encontrada la galería que recibía las aguas, esta fue taponada con hormigón. El agua buscó otros caminos y la presa
fué abandonada.
La existencia de este embalse ha hecho aún más imprevisible el comportamiento del sistema ya que se empieza la travesía sin
agua y poco a poco va formándose un gran caudal que puede hacer imposible la continuación.
Son varios los accidentes mortales sucedidos en los últimos 20 años, principalmente debido a la fuerza de las aguas y su
temperatura.  



La primera referencia sobre la construcción de una presa en el río Arlanza aparece en el año 1.904, pero es en 1.946 cuando
toma forma en el Proyecto del embalse de Retuerta, ubicado en las inmediaciones de Covarrubias; con una capacidad de 146 Hm.
tenía como objetivos poner en regadío la cuenca baja y la producción hidroeléctrica.
Se comenzaron sus obras, siendo abandonadas poco después posiblemente por las influencias de cierto político con amplias
propiedades en la zona. [Rodríguez de Valcárcel]

En 1.980 vuelve otra vez a escena la finalización de dicho embalse, que llegó a ir en el programa electoral de algunos partidos políticos, pero es rechazado por la campaña en contra de personas del mundo de la cultura, académicos y arquitectos entre otros, con el fin de preservar las ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza, cuna de Castilla.


Antecedentes
La regulación del río Arlanza, la mejora en el abastecimiento de agua a un importante número de núcleos de población de su cuenca baja, y el aprovechamiento para regadíos es un tema que se viene discutiendo en la
provincia de Burgos y Palencia desde hace muchos años.
En 1928 ya se conocen los primeros estudios del llamado “embalse de Retuerta” que inicia sus obras en el año 1965, después de múltiples modificaciones del proyecto inicial y debates políticos. Paralizadas las obras,
inmediatamente se cambia el proyecto y se inician otra vez hasta que en el año 1985 se desestima definitivamente el proyecto de Retuerta para dar paso a nuevos estudios de viabilidad de la presa.
En 1995 se concluyen los estudios y el Ministerio de Medio Ambiente presenta el proyecto de Castrovido III como la mejor solución.

[Y aquí empieza otra guerra]


http://arqytrad.blogspot.com/2009/07/cuando-retuerta-se-libro-de-las-aguas.html

http://arqytrad.blogspot.com/2009/07/cuando-retuerta-se-libro-de-las-aguas.html


dilluns, 24 d’abril de 2017

El Gregori i el Joaquim, a Cubía, 21.



Gregori Plana Panyart (Barcelona, 17/11/1934 – València, 30/01/2010).

Joaquim Plana Pañart  (Barcelona, 18/11/1935 – 14/07/2016).


Eran tiempos difíciles, hasta para llamar a cada persona por su nombre. Ellos tenían diez, y nueve años, respectivamente, cuando empezaron a llamarme Pere. Yo tardé cerca de un año en llamarles Gregori y Joaquim. Les seguiré llamando como aparecieron en mi vida, y cada cual podrá nombrarles como les conociera.

Nuestra espeleología no empezó en el siglo XIX, como dicen. En realidad la espeleología empieza, cuando cada uno descubre el mundo, su mundo propio; no basta con que otros se lo cuenten. Uno necesita experimentar por vez primera su presencia directa en un espacio grandioso, húmedo e impresionantemente silencioso, para saber que aquello existe. Luego, la espeleología se mantiene viva mientras en la persona hay capacidad para asombrarse de cada uno de los detalles que va ofreciéndonos la naturaleza.

Y finalmente se extingue, casi siempre con brusquedad y fuera de la edad lógica, cuando uno se casa. Por la vida se pierde la vida. (Ya lo dije en 2001, perdonad).

diumenge, 14 de setembre de 2014

divendres, 14 de març de 2003